EH Bildu considera una venganza que Maya acabe con los equipos preventivos de los barrios

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Iruñea rechaza el planteamiento lanzado este jueves por el tripartito de derechas para no prorrogar los contratos con los equipos preventivos en ocho barrios con la excusa de impulsar una «falsa» municipalización del servicio de prevención infantojuvenil. Para la coalición, este movimiento esconde un «ánimo de venganza» contra estos equipos.

NAIZ|29/10/2020
Conciliacion_definitiva
Comparecencia de los Servicios de Atención Preventiva Comunitaria de Iruñea para denunciar los cambios de NA+ en las colonias urbanas. (Idoia ZABALETA/FOKU)

EH Bildu pone de relieve además dos elementos: «en primer lugar la celeridad con la que el tripartito de derechas quiere imponer esta nueva reversión aumentando además el gasto» y, en segundo, «la situación de absoluta indefensión en la que esta nueva chapuza va a dejar a miles de txikis y jóvenes en esta ciudad que, de cumplirse los planes de Enrique Maya, se van a quedar de la noche a la mañana sin sus referentes más directos en un tema tan clave para su desarrollo como es la inserción socio comunitaria».

«La realidad es que los y las miles de txikis que están siendo atendidos por estos equipos tendrían un futuro incierto a partir el 1 de enero. ¿Quién los va a atender? ¿Qué transición está prevista para ellas y ellos? ¿Qué pueden hacer 17 técnicos, de los que 14 aún no han sido contratados, para dar el servicio que ahora dan 30 técnicos y cerca de 400 voluntarios?», se pregunta la coalición. «Este es un plan que sólo busca una venganza política y para ello da igual que miles de txikis y jóvenes vayan a sufrir una merma importante en la calidad del servicio que reciben», concluye EH Bildu.

El grupo municipal señala además que «no estamos en contra de municipalizar servicios, muy al contrario, apostamos por revertir todas las privatizaciones posibles, pero en este caso existe un matiz que han ocultado y es que de ningún modo se puede considerar a los Equipos Preventivos como empresas privadas ya que son asociaciones juveniles sin ánimo de lucro», recuerda EH Bildu.

Además, el comunicado remitido a los medios subraya que «un plan que rebaja la calidad del servicio y aumenta el gasto reduciendo el personal, es difícilmente justificable», y al respecto se remite a lo explicado por la edil Caballero: «Lo que ha ideado implicaría hasta 100.000 euros más de gasto anual, rebajaría de 30 a 17 los profesionales que están trabajando en estas dinámicas, no se primaría estar insertos en el tejido asociativo y en la realidad social de los barrios ni se podría garantizar la implicación del sistema de voluntariado sobre el que hoy se sustenta la atención».

Un expediente exprés en venganza

Desde el punto de vista administrativo, EH Bildu también advierte frente a las consecuencias legales y económicas que para el Ayuntamiento podría tener «otro expediente armado de forma tan chapucera».

Según han denunciado, dentro la documentación ni si ha incluido el proyecto técnico del nuevo servicio, ni existen informes del personal funcionario del área (solo informes de cargos de libre designación), ni se adjunta una evaluación sobre el desarrollo de la actividad de los equipos preventivos a los que se pretende sustituir ni se ha informado a la comisión pertinente.

«Si se bucea en el expediente nos damos cuenta que el primero de los informes tiene fecha de 18 de octubre y el último de ayer mismo con lo que concluimos que lo han armado en 10 días, aprovechando el contexto covid, echando mano sólo de cargos de confianza sobre un proyecto que no incluyen y sin informar previamente a nadie», subraya la coalición. «Además quieren que esto se apruebe en el plazo de una semana sin evaluar las posibles consecuencias que para el Ayuntamiento podría tener un previsible contencioso legal», añade.

«Prevemos una chapuza por venganza política y sectarismo. María Caballero no ha perdonado lo sucedido en verano cuando los Servicios de Acción Preventiva Comunitaria recurrieron y ganaron en tribunales su decisión de obligarles a desarrollar los campamentos urbanos», denuncia EH Bildu.

La coalición considera esta operación un paso más en la estrategia de la derecha de «sustituir un servicio de acción comunitaria que han tratado de eliminar en numerosas ocasiones». Y advierte: «No es el modelo de gestión únicamente lo que pretenden modificar, sino el modelo de intervención con la infancia, un tema tan serio que no merece ser tratado con esta precipitación y con este oscurantismo».

INFOS ASSOCIÉES

El 29 de noviembre de 1920 se colocaba la primera piedra del Segundo Ensanche, la ansiada expansión de Iruñea realizada a costa del frente sur de sus murallas. Su construcción se prolongó a lo largo de cuarenta años.