La afición celebra en Iruñea el ascenso de Osasuna

Miles de aficionados de aficionados rojillos y los representantes de las instituciones (Gobierno, Ayuntamiento y Parlamento) han celebrado en Iruñea junto a los integrantes de la plantilla de Osasuna el ascenso a Primera División.

NAIZ|21/05/2019
Osasuna
Sabalza y Oier saludan a los aficionados. (Idoia ZABALETA/FOKU)

Jugadores, personal técnico y directivos han vivido el cariño de una ciudad que desde anoche no ha dudado en salir a las calles para celebrar su ascenso.

En autobus han recorrido la distancia que separa el campo del El Sadar del Palacio de Nafarroa, sede del Gobierno foral, y la Plaza del Ayuntamiento.

Miles de personas en ambos espacios han aclamado, aplaudido y vitoreado a los jugadores, que han correspondido a sus seguidores con saludos, saltos y sonrisas constantes.

Una vez ante el Palacioa los jugadores han accedido al mismo encabezados por su técnico, Jagoba Arrasate, besando niños, fotografiandose con los seguidores, firmando autógrafos y dándoles la mano, igual que tras ellos las estrechaba el presidente del club, Luis Sabalza.

Unas muestras de alegría y afecto que se han repetido cuando finalizado el acto institucional, antes de partir hacia el Ayuntamiento de Iruñea, han salido al balcón para saludar a la afición y entonar con ella las canciones habituales en El Sadar.

Pero la alegría se ha desbordado aún más en el Ayuntamiento, donde han salido al balcón principal tras el acto institucional para saludar uno a uno a una plaza desbordada de personas como si del cohete de sanfermines se tratara.

Junto a la parte festiva, Osasuna ha disfrutado también esta tarde de dos recepciones oficiales en las que las autoridades han destacado su trabajo y su logro. Así la presidenta, Uxue Barkos ha subrayado que el ascenso de Osasuna es fruto de «el compromiso, la dedicación y el esfuerzo», «un logro colectivo» tras una temporada «brillante» de un equipo «solvente» y con un «espíritu de superación inquebrantable», al que Jagoba Arerasate «ha sabido dirigir con habilidad y acierto».

«Seguramente todo esto no hubiera ocurrido sin la comunión del equipo y la afición» que en esta temporada ha alcanzado una «expresión máxima», ha dicho la presidenta, que también ha puesto en valor que este ascenso «tiene la virtud de actuar como cohesión social de los navarros dentro de su diversidad», a los que une «en un sentimiento de orgullo y pertenencia».

El alcalde Joseba Asiron, ha destacado por su parte la identificación de Osasuna con la ciudad, y ha querido agradecer la ilusión que ha sabido transmitir cada fin de semana a la afición y a su entrenador que haya logrado sacar «la esencia del osasunismo en estado puro».

El máximo edil ha recordado las remontadas y también que hace unos días por este mismo lugar pasaron las chicas de Osasuna, por lo que no ha dudado de que «alguien está haciendo las cosas bien».

Emocionado, el presidente del club, Luis Sabalza, ha agradecido ambos reconocimientos por «una gran temporada» y ha sostenido que los seguidores son el «alma y la razón de ser, los que evitaron que el club cayera en un pozo y nos levantaron evitando el desastre, y que esta temporada han convertido El Sadar en algo mágico y nos han llevado en volandas a nuestro sitio natural, la Primera División».

Y con lágrimas ha rememorado cuando hace cuatros años Osasuna atravesaba problemas judiciales y financieros ya superados, al tiempo que aplaudía que «hoy la navarra vascoparlante y la que no lo es, la del Norte y la de la Ribera, comparten la alegría porque Osasuna es uno de los mejores embajadores de nuestra tierra y nuestra nobleza», la que jugadores y técnicos «habéis demostrado con creces estos meses».

Un éxito que llega a punto de cumplir cien años de historia del club, un tiempo que también ha valorado el capitán Oier Sanjurjo, quien ha dado las gracias a la afición y recordado que «como el roble montañés y el vino de la Ribera, Navarra entera es de Primera».

INFOS ASSOCIÉES

Iñaki VIGOR

José Luis Díaz y Patxi Erdozain han recopilado más de 4.000 documentos, la mayoría de Nafarroa, que han permitido recuperar una parte importante de la memoria histórica de este pueblo y transmitirla a las nuevas generaciones. Una muestra significativa de esa recopilación puede verse en el Centro Comunitario del barrio iruindarra de Azpilagaña a lo largo de este mes.