La avenida de Nafarroa de Iruñea contará con un paso de peatones frente a la plaza Félix Huarte

La Junta de Movilidad del Ayuntamiento de Iruñea ha conocido los detalles de la actuación que se va a llevar a cabo en la avenida de Nafarroa con la creación de un paso de peatones semaforizado frente a la plaza Félix Huarte. Esta intervención se enmarca en el proyecto de corredor que unirá la Plaza del Castillo y el campus de la Universidad del Opus. Está previsto que este nuevo paso pueda estar en funcionamiento para final de año.

Naiz|2020/10/22
Paso_peatones_semaforizado_avenida_navarra
Croquis en el que aparece recogido cómo será paso de peatones semaforizado de la avenida de Nafarroa. (AYUNTAMIENTO DE IRUÑEA)

El paso de peatones tendrá una longitud de 20 metros y una anchura de 8 metros. Contará con un botón de solicitud de paso que otorgará a los peatones 40 segundos para atravesarlo. Si ese botón no se pulsa, el semáforo permanecerá en verde para los vehículos. Se garantiza, asimismo, un mínimo de 80 segundos en verde para los vehículos entre dos momentos de paso de peatones.

Además, se generará un camino para unir la plaza Félix Huarte con el paso de peatones y, al otro lado, el paso desembocará en una zona de acera ya existente que comunica con un paso de peatones a pocos metros en lo que es el carril de incorporación a la carretera que se dirige al campus.

Asimismo, se colocará un semáforo, antes de la entrada a la rotonda en la que confluyen la avenida de Nafarroa y la calle Íñigo Arista, que estará sincronizado con el del paso de peatones frente a la plaza Félix Huarte para coordinador el tráfico de los vehículos y mantener la rotonda libre de atascos. También se instalarán dos cojines berlineses en ambos sentidos de la calle Íñigo Arista tanto en la salida como en la incorporación a la rotonda para dar mayor seguridad al paso de peatones existente en ese lugar.

Aforos de tráfico en la avenida

Según señala el Consistorio, esta actuación tiene principalmente tres objetivos: el calmado de tráfico de la avenida, como un paso más para transformarla en una calle más urbana; facilitar la incorporación de los vecinos y vecinas de Iturrama a la avenida de Nafarroa, que en la actualidad tiene un acceso con riesgos; y la generación de ese corredor peatonal entre el centro de la ciudad y el campus de la Universidad del Opus para facilitar la movilidad de los estudiantes.

Los datos de aforos de tráfico tomados entre el 27 de julio y el 3 de agosto reflejan que, en la avenida de Nafarroa, en el tramo entre la rotonda de Abejeras y el Centro de Atención a Animales, en dirección salida de la ciudad, circulan cada día laborable 19.638 vehículos. La hora punta se corresponde con las 8 de la mañana, con un tránsito de 1.826 vehículos. El cuarto de hora punta, de mayor intensidad en la circulación se sitúa también entre las 8 y las 8.15 horas, con 570 vehículos.

En sentido contrario, en dirección hacia la rotonda de Abejeras, circulan al día 17.116 vehículos. La hora punta se sitúa en las 13 horas, con 1.178 vehículos, aunque el cuarto de hora de mayor intensidad se produce a las 14 horas, con 316 vehículos en ese periodo de tiempo.

Corredor peatonal

El corredor de más de dos kilómetros entre la Plaza del Castillo y el campus de la Universidad del Opus pretende ampliar los recorridos peatonales de la ciudad, a través de mejoras en pasos de peatones, elevaciones de calzada y otras actuaciones.

Se aprovechan intervenciones ya realizadas en espacios peatonalizados como el paseo de Sarasate, la Ciudadela o el bulevar de Iturrama, con nuevos proyectos como el paso de peatones que se pone mañana en marcha o la reordenación de la calle Iturrama en su confluencia con la plaza Félix Huarte.

El corredor comunica la Plaza del Castillo con la Universidad del Opus a través del paseo de Sarasate, Navas de Tolosa, General Chinchilla, la Ciudadela y la Vuelta del Castillo, avenida de Sancho el Fuerte, Serafín Olave y bulevar de Iturrama, calle Iturrama y plaza Félix Huarte hasta cruzar la avenida de Nafarroa.

El 29 de noviembre de 1920 se colocaba la primera piedra del Segundo Ensanche, la ansiada expansión de Iruñea realizada a costa del frente sur de sus murallas. Su construcción se prolongó a lo largo de cuarenta años.