Maya suplica apoyos para poder aprobar unos presupuestos

El alcalde de Iruñea, Enrique Maya, ha suplicado al resto de los grupos del Ayuntamiento de Iruñea que apoyen los presupuestos municipales, que ha calificado de imprescindibles debido al coronavirus. Sin embargo, ha evidenciado su debilidad y soledad

Martxelo DÍAZ|2020/10/16
Maya-pleno
El alcalde de Iruñea, Enrique Maya, durante un pleno anterior. (Iñigo URIZ/FOKU)

El alcalde de Iruñea, Enrique Maya, ha suplicado apoyos a los grupos de la oposición para poder aprobar, por primera vez, unos presupuestos, que ha calificado de imprescindibles para hacer frente a las consecuencias de la pandemia.

Maya ha evidenciado, en el Pleno sobre el estado de la Ciudad, la debilidad de Navarra Suma, que no cuenta con los concejales necesarios para sacar la cuentas. De hecho, ni en esta legislatura ni en la anterior, Maya ha sido capaz de aprobar unos presupuestos.

En cualquier caso, la estrategia de Maya no parece ser positiva. Así, ha acusado a EH Bildu de estar «en una estrategia de blanqueo» y ha destacado que «no es ético ni moral negociar con quienes no condenan el terrorismo». También ha recurrido a la protesta de Sortu contra la Monarquía española del 12 de octubre.

«Pero no lo van a condenar», ha añadido, descartando cualquier posibilidad de negociar cualquier acuerdo con la principal formación de la oposición. «No descansan y están en plena política de blanqueo, de aparentar que han dejado de lado lo identitario y ya no son radicales, pero eso es pura apariencia. Tienen la táctica de hablar de Navarra y el Fuero para ocultar lo que son, con coronavirus y sin coronavirus», ha añadido.

Tampoco ha parecido ser capaz de limar asperezas con Geroa Bai, ya que ha acusado a su portavoz, Patxi Leuza, de plegarse a los intereses de EH Bildu. «Ahora son dos concejales, pero en el futuro quizás no sean ninguno», ha añadido Maya. Geroa Bai ya ha manifestado públicamente que no apoyará los presupuestos de Maya. Junto a ello, ha reprochado a este grupo pactar con el PSE en la CAV y llegar a acuerdos en Iruñea con EH Bildu. El alcalde no ha reparado en que Geroa Bai gobierna en coalición con el PSN en Nafarroa. Ha llegado a cuestionar que Geroa Bai no apoye la reconstrucción de la presa de Santa Engracia «cuando el PNV está construyendo una isla en Bilbao, Zorrozaurre».

De este modo, el clavo ardiendo al que se ha aferrado Maya ha sido el PSN, a quien ha recordado que tras la investidura «tuvieron que salir escoltados de este Ayuntamiento, como nosotros, mientras que EH Bildu estaba con los que increpaban».

«Digan qué es lo que quieren, cuestiones concretas, negociemos y hagámoslo sabiendo que este año es más importante que nunca contar con presupuestos», ha pedido Maya al PSN.

Maya parece seguir la estrategia de Javier Esparza a nivel navarro, pidiendo al PSN de María Chivite que no hable con EH Bildu y sí con Navarra Suma, lo que ya ha sido rechazado por la lehendakari.

«Es difícil ganarse la confianza con unos grupos que quieren echarnos del Ayuntamiento, de la Mancomunidad y de la FNMC. El numerito de la Mancomunidad fue tremendo», ha reconocido. «Si no llegamos a acuerdos no es por mí, es por ustedes», ha añadido.

Asiron: «Incapaz de llegar a acuerdos»

En la réplica, Joseba Asiron, portavoz de EH Bildu, ha mostrado su «decepción» con Maya, de quien ha destacado que es incapaz de alcanzar ningún acuerdo con los grupos de la oposición. «Si hasta fue a regañadientes a la comisión del covid-19», ha subrayado.

Como prueba de esta incapacidad, Asiron ha recordado que Maya se verá abocado a una nueva prórroga presupuestaria por no poder alcanzar un acuerdo.

«Aprovecha la pandemia para mantener actitudes autoritarias», ha acusado a Maya. Junto a ello, le ha reprochado no tener ningún proyecto propio y de apropiarse de los que se elaboraron en la pasada legislatura».

El edil de EH Bildu ha añadido que los datos económicos del Ayuntamiento «muestran de manera inequívoca que en 2019 va a haber una caída de la ejecución presupuestaria de casi el 8% respecto a 2018, un dato preocupante que muestra de manera objetiva, con datos, la incapacidad real del equipo de Gobierno para la gestión en el contexto de pandemia».

Según Asiron, «heredaron un ayuntamiento con una situación económica saneada, con una reducción de deuda pasando de 102 millones a 69 millones, y según recordaba Comptos con una clara mejoría en la gestión respecto al anterior periodo de UPN».

Se ha detenido especialmente en la gestión de la movilidad, para señalar que «es imposible no recordar la oposición sobreactuada y mentirosa de la que hicieron gala la pasada legislatura y que ahora les pone en evidencia». «Los anuncios apocalípticos de atascos en Pío XII nunca llegaron y luego no han cambiado absolutamente nada. Lo único que hicieron fue quitar de la nueva urbanización los elementos destinados a su embellecimiento para meter 50 coches y pretender así que estaban haciendo algo, cuando no estaban haciendo nada», ha indicado.

Asiron ha afirmado que «luego llega el capítulo de la calle Amaya, lugar en el que solo tenían que haber seguido el esquema previsto, pero Fermín Alonso -concejal del área de Movilidad- quiso ponerse creativo y aquí sí aparecieron los atascos».

Ha denunciado por otra parte que Maya «tiene indignadas a las mujeres», con el planteamiento de retirada de los carteles en contra de las atenciones sexistas, lo que revela que, «en el fondo, en Navarra Suma «no creen en esta lucha del feminismo».

También ha afeado al alcalde el trato dado a las víctimas del franquismo, «esas otras víctimas que usted no cita pero que también se merecen verdad, memoria, justicia y reparación«. Ha pedido al alcalde que «ponga el mismo celo en la resignificación del Monumento a los Caídos que en el que quiere poner en retirar los carteles contra la violencia sexista a la entrada de la ciudad».

Como cierre de su intervención, el portavoz de EH Bildu ha señalado que «ocurrencias absurdas, reversiones y revanchismo, inactividad e incapacidad, autoritarismo y unilateralidad, provocación y crispación constantes, euskarafobia, y censura y sectarismo son los ‘tags’ que adornan el primer año y medio de mandato».

Esporrín: «Rectifique»

Maite Esporrín (PSN) ha pedido a Maya, en calidad de su condición de vicepresidente de UPN, que influya en sus compañeros de coalición de Navarra Suma para que dejen de ejercer una oposición radical ante los gobiernos de Nafarroa y del Estado español.

Junto a ello, ha destacado que «olvida que es un alcalde en minoría» y le ha reclamando que rectifique su posición.

La portavoz del PSN ha reprochado al alcalde haberles marginado del acuerdo alcanzado con una asociación de víctimas para colocar placas en la ciudad «a pesar de que siempre hemos estado en la defensa de nuestro ordenamiento y la denuncia de la violencia».

«Mal camino lleva», le ha dicho Esporrín a Maya antes de emplazarle a «dejar de ser el alcalde de Navarra Suma» como base para la rectificación que le reclama.

Leuza: «Quesito de Sanz»

Patxi Leuza, portavoz de Geroa Bai, ha acusado a Maya de «resucitar el quesito de Miguel Sanz para justificar poder llegar a acuerdos con el PSN»

Junto a ello, ha denunciado que la actuación de Maya como alcalde se caracteriza por «el revanchismo» en cuestiones como el euskara.

Hace cien años saltaba al campo por primera vez un nuevo equipo llamado Osasuna. El artífice de su denominación euskaldun, Eladio Zilbeti, acabaría fusilado. También su primer gran presidente, y el dueño de la imprenta de los carteles, vocales de la directiva, jugadores... La historia inicial de Osasuna se funde con la de Nafarroa bañada en sangre por la represión franquista.