Instalados diez nuevos puntos limpios en localidades de Iruñerria

La Mancomunidad de Iruñerria instalará durante esta semana nuevos puntos limpios fijos en diez localidades del eskualde, las de Zizur Txikia, Erize de Iza, Ezkirotz, Jauntsarats, Larraintzar, Latasa, Muruarte de Reta, Olague, Ororbia y Zulueta.

Naiz|2020/06/29
Punto_limpio
Imagen del punto limpio de Burlata. (MANCOMUNIDAD DE IRUÑERRIA)

La primera de esas diez localidades que cuenta desde esta mañana con el nuevo punto limpio es Olague, en el municipio de Anue, hasta donde se ha desplazado el presidente de la Mancomunidad, David Campión, que ha estado acompañado por Miguel Ángel Larráyoz, alcalde del Valle de Anue y José Luis Iraizoz, presidente del concejo de Olague, ha informado la Mancomunidad en una nota.

Recuerda la Mancomunidad que los puntos limpios facilitan la recogida selectiva de los residuos domésticos especiales generados en los hogares, aquellos que por sus características pueden representar un problema para el medio ambiente y requieren de un tratamiento especial antes de proceder, en su caso, a su reciclaje, y por eso no deben depositarse en ningún caso en los contenedores.

Es el caso de los productos de pintura, del automóvil (aceites, baterías, anticongelantes), productos especiales (fluorescentes, aceite de freír, pilas, medicamentos), así como pequeños electrodomésticos, juguetes o ropa.

Los diez nuevos puntos son instalaciones compactas de dimensiones reducidas (2,4 metros de ancho, 5 de largo y 2,5 de alto), y disponen de bocas exteriores para los diferentes residuos y poseen contenedores interiores para el almacenamiento.

Debido a su limitada capacidad, no son comparables a los tres puntos limpios fijos existentes (Eroski, E.Leclerc y Burlata), ya que van dirigidos a zonas no urbanas de Iruñerria según la Mancomunidad, que recuerda que en junio de 2019 fueron instalados seis puntos con las mismas características en Egues, Taxoare, Zubiri, Arre, Etxauri y Muruzabal.

Los diez nuevos puntos fijos que se instalarán durante esta semana dan respuesta a una inquietud trasladada por los ayuntamientos sobre la necesidad de facilitar a sus vecinos y vecinas el depósito de residuos especiales de forma accesible y estable.

El coste de cada unidad es de aproximadamente 13.000 euros y el presupuesto de la recogida que realizará Traperos de Emaús en los 16 puntos (los diez nuevos y los seis instalados el año pasado) es de unos 30.000 euros anuales.

Los puntos limpios rurales completan la estructura de recogida selectiva de residuos especiales y se suman a los tres puntos fijos existentes hasta la fecha: aparcamiento del hipermercado Eroski (abierto en el año 2000), aparcamiento de E. Leclerc (2005) y el de Burlata, abierto en enero de 2019.

Además, en 2005 comenzó la labor de los puntos limpios móviles con un primer vehículo que se desplazó por barrios de Iruñea y localidades del eskualde. En la actualidad son cinco las furgonetas que se desplazan cada semana a 37 localizaciones diferentes.

Asimismo, se mencionan los 192 contenedores de ropa y calzado distribuidos por Iruñerria (97 desde 2017 y 95 más instalados durante este mes de junio).

La Mancomunidad recuerda que los dos puntos limpios fijos de Eroski y E. Leclerc retomaron su actividad a finales de abril, al estar vinculados a la actividad de grandes supermercados. Por ello, el punto limpio fijo de Burlata se mantiene cerrado.

Iñaki Vigor

A lo largo de siglos las almadías han abastecido de madera del Pirineo a diversas ciudades y astilleros. Un sistema similar, conocido como ‘leñadas’, también se utilizó para transportar madera hasta Iruñea y cubrir las necesidades de carpinterías, carboneras, hornos y tejerías.