Reclaman al Gobierno navarro que abra una oficina de acogida humana a migrantes

Iruñea Ciudad de Acogida-Harrera Hiria ha reclamado al Gobierno navarro que ponga en marcha una oficina de acogida humana a migrantes ante la evidencia del «laberinto burocrático de ventanillas» al que tienen que hacer frente actualmente.

NAIZ|2020/06/03
Whatsapp_image_2020-06-03_at_17.50.43
Comparecencia de Iruñea Ciudad de Acogida-Harrera Hiria ante Geltoki, donde han instalado un punto de información para migrantes. (IRUÑEA HARREA HIRIA)

Iruñea Ciudad de Acogida-Harrera Hiria, con la colaboración de otros colectivos, solicita al Gobierno navarro que abra una oficina de acogida humana en el que se informa y preste atención a las personas migradas.

Según han expuesto en una comparecencia esta tarde en Iruñea, los migrantes tienen que hacer frente a «un laberinto burocrático de ventanillas para realizar cualquier gestión o tratar de averiguar qué recursos existen».

«Resulta complicado saber a dónde tienen que dirigirse incluso para las personas autóctonas, que conocemos idioma y contexto», han constatado.

«Esto se debe a que hay muchísimas instituciones –estatales, autonómicas y municipales– con competencias en materias que afectan directa o indirectamente a personas migradas, a lo que se suma que la gestión de buena parte de esas competencias está subcontratada. Por ejemplo, asilo y extranjería son competencia del Estado; Salud, Educación, Menores, Renta garantizada, Vivienda o Empleo del Gobierno de Navarra; y los servicios sociales se prestan desde el nivel municipal. Apenas hay puntos de información claros específicos para migrantes, ni tampoco para informar a quienes trabajan en la administración», han explicado.

Mientras el Gobierno navarro no cree esta oficina de acogida humana Iruñea Ciudad de Acogida-Harrera Hiria y los colectivos que sostienen esta iniciativa han puesto en marcha un punto de información dirigido a los migrantes.

Este punto de información se ubica en Geltoki, concretamente en la antigua taquilla de La Roncalesa.

Iñaki Vigor

A lo largo de siglos las almadías han abastecido de madera del Pirineo a diversas ciudades y astilleros. Un sistema similar, conocido como ‘leñadas’, también se utilizó para transportar madera hasta Iruñea y cubrir las necesidades de carpinterías, carboneras, hornos y tejerías.