Burlata acogerá el 24 de agosto un concierto en beneficio de ANFAS

La Casa de Cultura de Burlata acogerá el próximo sábado, 24 de agosto, a las 19.30 horas, ‘El Gigante Egoísta. Erraldoi Berekoia’, un concierto en beneficio de ANFAS. Se trata de una ópera en un acto, con música y libreto del director Iñigo Casalí.

Naiz|2019/08/12 14:30

La obra ha sido presentada en una rueda de prensa por María Legaristi, de la asociación musical Atrilia, junto con el director Iñigo Casalí; el presidente de ANFAS, Javier Goldáraz; y la alcaldesa de Burlata, Ana Góngora.

María Legaristi ha explicado que el concierto «es el broche final» de la décimotercera edición del campamento musical Atrilia. «Un campamento muy especial en el que conviven jóvenes desde los 20 a los 8 años, unidos por su pasión por la música» y en el que, cada año, «se elige un tema que trabajan durante el campamento que culmina con el concierto que ofrecen para sus familias y para el público en general».

Este año participan 60 jóvenes intérpretes junto a 10 monitores, también músicos y músicas que durante una semana prepararán la música y coros de esta obra que, este año, es una ópera en un acto escrita por Iñigo Casalí. El autor ha señalado que «la ópera no es el fin, sino un vehículo pedagógico en muchos sentidos».

Además de la enseñanza musical (adaptada a las aptitudes, edades y conocimientos de los participantes del campamento), se trata el tema del bullying puesto que el Gigante Egoísta, protagonista de la obra, «es un personaje que ha sufrido ese acoso por lo que se ha convertido en una persona ruda, hosca, que contrasta con la inocencia, bondad y alegría de los otros protagonistas: los niños».

El espectáculo contará también con la presencia como saxofonista de la joven burgalesa Blanca Chicote, una niña con síndrome de Down.

María Legaristi ha explicado también la relación entre Atrilia y ANFAS, una amistad cosechada desde 2008 durante sus campamentos en Lekaroz, donde coincidían las dos asociaciones, se relacionaban y compartían experiencias.

Por su parte, Javier Goldáraz ha agradecido a Atrilia este gesto que realiza cada año y ha destacado «el espíritu inclusivo y sensibilizador» de Atrilia, una asociación que «apuesta por la diferencia y que valora la importancia de conocer otras realidades como es la discapacidad intelectual».

Atrilia y ANFAS han agradecido la cesión de la Casa de Cultura para este evento al Ayuntamiento de Burlata, representado por su alcaldesa Ana Góngora, quien ha invitado a todos los burladeses a acudir. La alcaldesa ha mostrado su «implicación personal» con el tema de la discapacidad intelectual y ha destacado la importancia de la «sensibilización social».

Las entradas para el concierto se pueden adquirir en la página web de la Casa de Cultura de Burlata y se ha habilitado una Fila 0 para el que no pueda acudir pero quiera colaborar con ANFAS.

 

El antiguo convento de La Merced de Iruñea, que estaba situado frente al actual Arzobispado, se convirtió entre 1937 y 1939 en un campo de concentración franquista en el que estuvieron hacinadas miles de personas. Así lo recoge Carlos Hernández de Miguel en su libro «Los campos de concentración de Franco».