Los Núñez del Cuvillo caen al suelo varias veces pero hacen una carrera muy rápida con un herido por asta

A pesar de que varios astados de Núñez del Cuvillo se han caído a lo largo del recorrido del encierro, los morlacos de la ganadería gaditana han conseguido realizar una carrera muy rápida, ya que han cubierto el recorrido en dos minutos y 18 segundos. Los toros han dejado un herido por asta en muslo en la cuesta de Santo Domingo.

Pello Guerra|2019/07/12 08:02
Cogida
Momento de la cogida en la cuesta de Santo Domingo. (Fermín LOPEZ/FOKU)

Los morlacos han salido de los corrales de Santo Domingo con la disposición habitual, con los mansos abriendo la manada y los bravos a continuación. Todo parecía apuntar a que volvería a repetirse un encierro en el que la torada iría muy agrupada, pero nada más lejos de la realidad.

Al llegar junto al lienzo de muralla de la cuesta, uno de los toros que iba corriendo por esa zona ha terminado enganchándose con un grupo de corredores y donde ha dejado un herido por asta. El morlaco ha terminado rodando por el asfalto a consecuencia del impacto que ha provocado la cornada. A pesar del percance, el toro ha conseguido levantarse y seguir el fuerte ritmo de sus hermanos.

Con la manada algo estirada se han cubierto los tramos de la plaza Consistorial y Mercaderes. Los morlacos han tomado con facilidad la curva de Estafeta, aunque algunos de los bravos han llegado a aproximarse al vallado, a diferencia de otros días.

En el tramo más largo de la carrera, los toros se han ido estirando y finalmente la torada se ha roto a consecuencia de la caída de varios de los morlacos. En un primer momento se han caído tres bravos, que se han reincorporado con rapidez a la carrera, aunque posteriormente, otro de los morlacos también ha rodado sobre el adoquinado.

A consecuencia de esas caídas, la torada se ha fragmentado en tres grupos de dos toros, lo que ha permitido, al fin, verse bonitas carreras en el segundo tramo de la Estafeta.

Con los corredores aprovechando esa circunstancia para pillar asta, la carrera ha continuado por Telefónica y el callejón, hasta alcanzar la plaza con los bravos entrando en diferentes tandas.

A pesar de lo accidentado que les había resultado el encierro, los toros de Núñez del Cuvillo han sido capaces de parar el cronómetro con un tiempo de dos minutos y 18 segundos.

A su paso han dejado el ya citado herido por asta en un muslo registrado en Santo Domingo y otros cuatro traslados por contusiones.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK