«Xisco, ¿me das tu camiseta?»

Convertido ya casi en una tradición navideña, varios aficionados txikis rojillos han ejercido de improvisados plumillas en la sala de prensa de Tajonar, donde en esta ocasión han interrogado sobre varios temas deportivos de actualidad a Xisco y Kike Barja.

Natxo MATXIN|Iruñea|2019/01/03 16:52
Txiki2
Uno de los jóvenes aficionados interpela a los dos futbolistas rojillos.

Los dos jugadores han debido responder a cuestiones sobre sus ilusiones cuando eran niños por ser futbolistas, su futuro, la posibilidad de que el equipo suba a Primera esta campaña e incluso ha habido alguna petición de camiseta de por medio.

Aimar, de 10 años, ha dado inicio a la tormenta de preguntas, inquiriendo por si pensaban que iban a ser profesionales cuando le daban las primeras patadas a un balón. «Nuestro sueño se ha hecho realidad, pero nos ha costado mucho trabajo llegar hasta aquí», ha abierto el fuego Xisco. «A vuestra edad estaba más centrado en pasármelo bien con mis amigos, luego cuando me hice más mayor, me lo empecé a tomar más en serio. Hay que soñar con algo de lo que sentirse orgulloso», les ha aconsejado Kike Barja.

Asier, de 5 años, les ha interpelado sobre qué sienten cuando se encuentran solos ante el portero, dado que ambos son delanteros. Una situación en la que «lo mejor es pensar lo menos posible. Como te vengan muchas cosas a la cabeza, te vas a equivocar», ha indicado Xisco. «Coincido con mi compañero, hay que pensar poco y actuar rápido», ha señalado Barja.

Pablo, de 10 años, ha tocado un tema peliagudo para el fútbol profesional, el de los negativos valores que a veces transmiten algunos jugadores al público infantil. «Razón no te falta», ha reconocido Xisco, quien ha justificado que esas situaciones ocurren porque«“nos jugamos el  pan con este trabajo y suele haber salidas de tono, pero no os tenéis que quedar con ello, sino fijarse en los buenos ejemplos». Ha coincidido en ello Barja, para quien «el que conseguir la victoria sea muy importante no debe traer consigo feos comportamientos».

Lógicamente, el tema del ascenso a Primera también ha salido a relucir. Asier, de 7 años, ha preguntado si se trataba de un objetivo claro para la primera plantilla. «Es un sueño poder subir, pero es muy difícil y se va a decidir en la recta final», ha contestado Barja. «Hay mucha igualdad en Segunda porque es una categoría súper complicada, cuando queden cinco o diez jornadas hay que dar el arreón», ha vaticinado Xisco.

Ainara, de 9 años, ha sido más directa. «¿Me regalarías tu camiseta firmada?», le ha espetado a Xisco. El delantero ha hecho realidad su deseo a la finalización de la rueda de prensa e incluso se ha visto obligado a hablar de su futuro. «Ahora me planteo disfrutar el día a día. Si el club y yo queremos hablaremos y tomaremos una decisión. Lo que está claro es que estoy muy contento en Pamplona y en Osasuna, todo el mundo me trata fenomenal», ha destacado.

Iñaki VIGOR

En los años 60 del pasado siglo Iruñea era un auténtico desierto cultural, ya que se prohibía o reprimía cualquier actividad que no fuese del agrado de los franquistas. En ese ambiente de posguerra, la sociedad Eusko Bazterra consiguió agrupar a unos 250 jóvenes y reavivar las brasas del sentimiento vasco frente a quienes querían apagarlas definitivamente.

Ibai AZPARREN

Este fin de semana se estrena en Berriozar ‘Gari Gorria’, documental que recoge varios testimonios de vecinos que sufrieron torturas por parte de las FSE del Estado español y que refleja la realidad política de esta pequeña localidad navarra. IRUINDARRA ha hablado con Xavi Berraondo, codirector del documental junto a la periodista Itziar Perez.