Convenio de colaboración entre Ayuntamiento y Osasuna para desarrollar iniciativas sociales

Proyectos sobre movilidad sostenible o sobre gestión de residuos, uso del vaso reutilizable, refuerzo de la limpieza en el entorno de El Sadar, solidaridad de los socios y socias con las personas con dificultades económicas de la ciudad o potenciar el sentimiento rojillo en todas las edades son algunos de los aspectos que recoge el convenio firmado por el Ayuntamiento de Iruñea y Osasuna.

Naiz|2018/10/11 12:50
Convenio_osasuna2
El alcalde Asiron y el presidente Sabalza, tras la firma del convenio de colaboración. (AYUNTAMIENTO DE IRUÑEA)

Se trata de compromisos e iniciativas para trabajar conjuntamente en esos ámbitos y los cuales se integrarán en el Plan Social de Osasuna en beneficio de la ciudad y de toda la ciudadanía.

El alcalde de Iruñea, Joseba Asiron, y el presidente de Osasuna, Luis Sabalza, han firmado un convenio que tiene como objetivo acercar la presencia de Osasuna a la situación social de la ciudad y activar de forma coordinada un compromiso de sus socios y socias con esa realidad social y la búsqueda y aportación económica a sus necesidades.

Osasuna cuenta con un Plan Social, el cual ha sido presentado por su director de Marketing, Xabier Larraya, mediante el que revertir una parte de sus beneficios anuales en actuaciones para sus personas asociadas y también en actuaciones que desarrolle o pueda desarrollar el Ayuntamiento de Iruñea. El convenio tiene vigencia indefinida y se entenderá prorrogado si ninguna de las partes se manifiesta contraria.

Seis compromisos

Esa colaboración se articulará en seis compromisos detallados en el convenio: ‘Banco del Tiempo’, ‘Recuerdos rojillos y pamplonadas’, ‘Solidaridad rojilla’, ‘Compromiso verde’, ‘Buenos humos’ y ‘Osasuna accesible’, seis programas vinculados respectivamente al voluntariado, el sentimiento emocional, la solidaridad, la gestión de residuos y el medio ambiente, la movilidad sostenible o la universalidad.

Osasuna se compromete a financiar todas estas actividades en el marco de su Plan Social y a la creación de una Comisión de Seguimiento, formada por personal específico del club y del Ayuntamiento de Iruñea para controlar su desarrollo, evaluar su aplicación y valorar su continuidad, modificación o la incorporación de otras nuevas cláusulas.

Banco del tiempo
En el proyecto ‘Banco del tiempo’, Osasuna se compromete a crear una bolsa de personas asociadas dispuestas a prestar una parte de su tiempo libre a colaborar en la organización de eventos sin ánimo de lucro de carácter social, cultural o deportivo que organice el propio club o se organicen en la ciudad por otras entidades o por el propio Ayuntamiento. Las actividades de Osasuna serán siempre prioritarias y las de la ciudad se vincularán a actividades de carácter social y cultural.

Este listado de personas y la información básica que incorpore (por ejemplo, disponibilidad, tipo de evento en los que colaborar...) se pondrán a disposición del Ayuntamiento para que lo coordine en cada momento con las asociaciones o entidades promotores de esos eventos concretos.

Recuerdos rojillos
En la actualidad existe un programa denominado ‘Recuerdos rojillos’ en la Fundación Osasuna. Se trata de un programa pionero con personas que padecen la enfermedad de alzheimer en el que mediante sesiones grupales trabajan el fortalecimiento de sus recuerdos utilizando el hilo conductor de Osasuna, un elemento vinculado de forma emocional a esas personas.

Este nuevo proyecto trata de buscar fórmulas para poder desarrollar esta iniciativa uniendo los conceptos de Iruñea y Osasuna a través de personas mayores, pero también de jóvenes o incluso menores. Los ‘recuerdos’ aúnan episodios del club relacionados con la historia de la ciudad y sus gentes, por lo que se puede ampliar el perfil de personas destinatarias.

Se estudia la idea de realizar sesiones en cada uno de los centros civivox de la ciudad, con la intención de que puedan acudir personas mayores y jóvenes, para generar un espacio intergeneracional en torno a recuerdos, vivencias y experiencias que relacionan Iruñea y Osasuna.

Incluso se valora la posibilidad de desarrollar algún proyecto educativo con diferentes colectivos sociales para presentar, de manera didáctica, los valores que representa Osasuna.

En el caso de las personas mayores, se podría trabajar con los clubes de personas jubiladas, en colaboración con otras entidades, con formatos parecidos a las sesiones en la red Civivox, pero dirigidas únicamente a personas mayores.

Solidaridad rojilla
Osasuna se compromete en promover la solidaridad entre sus personas socias a través de un programa de cesión de abonos. De esta forma, aquellas personas que lo deseen podrán ceder su localidad para que esta sea ocupada por personas con dificultades económicas.

El Ayuntamiento sería el encargado de elaborar una lista con entidades que trabajan con diferentes colectivos sociales, a través de las cuales se realizaría el reparto durante cada partido que Osasuna jugara en su estadio.

Compromiso verde
El convenio apuesta por un compromiso ‘verde’ de gestión de los residuos que se puedan generar en cada partido de Osasuna. El club se compromete a introducir el uso del vaso reutilizable en las actividades que se desarrollen en El Sadar, del mismo modo que ya se hace en el frontón Labrit o en la Plaza de Toros.

El Ayuntamiento compartirá el proyecto técnico elaborado en esos dos espacios y cederá vasos para la realización de un proyecto piloto durante varios partidos. El Consistorio, además, diseñará y pondrá en marcha un servicio especial de limpieza para el entorno de El Sadar, que ejecutará el propio Ayuntamiento con sus medios habituales.

Asimismo, Osasuna se compromete a elaborar y poner en marcha, en colaboración y con el asesoramiento de la Mancomunidad de Iruñerria, un proyecto para que los residuos que generan las entre 12.000 y 16.000 personas que acuden a El Sadar los días de partido sean tratados de la forma más eficaz posible.

Esta medida se complementaría con una campaña de concienciación entre quienes van al estadio para que se redujeran esos residuos y su comportamiento sea lo más cívico posible.

Buenos humos
Osasuna y Ayuntamiento de Iruñea están interesados en trabajar juntos el contexto de movilidad en el que se desarrollan los eventos deportivos o de otro carácter en el estadio de El Sadar, en cuestiones como el impacto medioambiental, el control del tráfico o el aparcamiento.

Se habla en el convenio de un Plan Rojillo de Movilidad Sostenible, que consistirá en analizar los hábitos de movilidad de las personas socias que se desplazan al estadio, la situación del aparcamiento, la aportación del transporte público o las necesidades de quienes residen en Iruñerria.

Así se pueden aportar soluciones prácticas para alcanzar resultados óptimos desde la perspectiva de la movilidad sostenible. Este sería un trabajo a tres bandas, ya que también debe incluir a la Mancomunidad de Iruñerria, responsable, por ejemplo, del transporte urbano comarcal o el servicio de taxis.

Principalmente, se apuntan dos acciones concretas a desarrollar en el ámbito de la movilidad. Por una parte, se llevará a cabo un diagnóstico operativo sobre los hábitos de movilidad de las personas que acuden a El Sadar; y por otra, se definirán un proyecto piloto en diferentes niveles relacionados la movilidad sostenible.

Entre otros aspectos, se estudiará cómo reforzar y/o ampliar la red pública de autobuses; habilitar un aparcamiento disuasorio temporal con una lanzadera de conexión con el estadio; así como otras posibles medidas que puedan incrementar hábitos sostenibles para acceder al Sadar.

Osasuna accesible
Por último, Ayuntamiento y Osasuna acuerdan trabajar en pro de la accesibilidad. El convenio recoge que ambas instituciones se comprometen a analizar todas aquellas cuestiones y ámbitos de trabajo (estadio, servicios, productos) relativos a la accesibilidad universal. Se trata así de garantizar el acceso a todas las personas en las mejores condiciones y de una manera natural y autónoma.

El Ayuntamiento compartirá experiencias, conocimientos y proyectos de trabajo que fomenten la accesibilidad universal en ámbitos relativos a la comunicación y al acceso a servicios.

FOKU
Loading player...
 

Iñaki VIGOR

El 17 de diciembre de 1808, hace 210 años, se enterraron los primeros cadáveres en el cementerio de Beritxitos, tras permanecer dos años sin ser utilizado. Los vecinos de Iruñea se resistían a abandonar la vieja costumbre de realizar los enterramientos en el interior de la catedral y de las iglesias, en cuyos suelos de piedra o madera todavía se conservan las sepulturas numeradas.

FOKU
Loading player...