Recogidos más de 2.600 envases en una campaña de promoción del reciclaje en Iruñea

El Sistema de Retorno de Envases probado en Iruñea durante la quema de los fuegos artificiales en dos noches esta semana, por el que se devolvían diez céntimos por cada envase vacío, se ha revelado como «un éxito» con 600 personas participantes y más de 2.600 envases recogidos.

Naiz|2018/07/11 11:38
Fuegosartificales
La experiencia de reciclaje se ha realizado en los fuegos artificiales. (Idoia ZABALETA/FOKU)

Así lo han señalado miembros de la campaña ‘Navarra por los retornables’, impulsada por la Mancomunidad de Iruñerria y por los colectivos ecologistas Acción Klima, Greenpeace, Ecologistak Martxan, Traperos de Emaús, Recircula, Compañía de las 3 Erres y Retorna.

La iniciativa, que ya había sido presentada en Lizarra, Altsasu y Etxarri, y durante las noches del lunes y martes, en el momento de la quema de los fuegos artificiales, se ha estrenado en Iruñea con el objetivo de concienciar sobre el valor de los envases retornables.

En declaraciones a los periodistas Ana Malón, de Greenpeace, ha advertido de que «cuando los envases retornables tienen un valor no se abandonan» y por ello esta iniciativa abona diez céntimos por cada uno entregado, mediante una experiencia que «se acerca al ciudadano».

Vidrios, bricks, latas y botellas de plástico PET son los cuatro principales elementos recogidos, en este caso en su mayoría manualmente con voluntarios que se han unido a la experiencia, aunque cuentan con una máquina que mecánicamente recoge el envase y a cambio imprime un vale por los diez céntimos.

Transcurridos estos dos días, Andoni Uriarte, de Recircula, ha calificado de «éxito la experiencia, porque los resultados han sido francamente impresionantes», ha dicho tras cifrar en más de 2.600 los envases recogidos y 600 las personas participantes, resultados que son «incluso mejores de lo que podíamos esperar en un entorno como los fuegos artificiales en Pamplona».

La idea, que da cumplimiento a la Ley de Residuos de Nafarroa, pretende subrayar que «los envases retornables son el futuro» y que el ciudadano deje de verlos como un residuo para pasar a ser «un recurso, que tiene valor y lo que tiene valor no se abandona».

Esta experiencia se ha acompañado de una instalación artística, ideada por Alicia Otaegui, quien ha utilizado decenas de estos envases recuperados para confeccionar junto a otros voluntarios una «cortina» que se ha colocado en la antigua estación de autobuses de Iruñea.

Los envases van unidos unos a otros mediante cuerdas casi invisibles y caen en líneas verticales desde el techo en una de las dársenas, con un resultado colorido y versátil.

«Se trataba de materializar los resultados, de llevar los números a una instalación artística que hablara» de esta campaña, ha indicado a los periodistas la propia Otaegui, quien ha valorado que al ser residuos «muy limpios» ha sido fácil trabajar con ellos.

Jagoba MANTEROLA/FOKU
Loading player...