Asociaciones de memoria histórica proponen a Fermin Balentzia como Premio Príncipe de Viana

Las asociaciones de memoria histórica han propuesto al cantautor Fermin Balentzia como candidato al Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2018 «por su larga trayectoria componiendo y cantando a Nafarroa, a sus gentes y a su memoria histórica».

naiz|iruñea|2018/02/14 09:13|5 iruzkin
Fermin-balentzia
Fermin Balentzia, durante el homenaje a Germán Rodríguez en los sanfermines de 2013. (Idoia ZABALETA / ARGAZKI PRESS)

En la carta en la que defienden la candidatura de Fermin Balentzia, las asociaciones de memoria histórica de Nafarroa recuerdan que «este trovador comprometido», ligado al movimiento obrero como minero de Potasas, hizo de sus canciones «un instrumento de protesta popular contra la dictadura franquista».

Con actuaciones «suspendidas, censuradas y multadas», iglesias, montes, calles, plazas y los locales cerrados se convirtieron en improvisados escenarios» y canciones como ‘Navarra tiene cadenas’, ‘Llegan los americanos’ o ‘Nana republicana’, «en icono de la Navarra que aspiraba a la democracia».

Las asociaciones agregan que, sin convertirse en profesional de la música, Balentzia ha compartido escenario con cantantes como Paco Ibañez, Ana Belén, Oskorri o Labordeta, y compuesto y cantado desinteresadamente cuando se le ha solicitado.

«Prácticamente no habrá pueblo o valle de Nafarroa, ni barrio de Iruñea, ni movimiento social, ni centro juvenil que no haya recurrido alguna vez a su voz y su guitarra», subrayan, y añaden que el «trovador de la libertad» ha sido también «el cantor imprescindible» cuando se han podido comenzar a recuperar los restos de los fusilados del franquismo «desde las Bardenas hasta las simas de Otxoportillo».

El jueves, presentarán la candidatura con una comparecencia a las 11:30 en Katakrak.

 

Siete han sido las propuestas finalmente seleccionadas de las presentadas al Concurso de Ideas para el Monumento a los Caídos de Iruñea. Estas son las ideas de las que se elegirá en un proceso participativo la que finalmente se llevará a cabo.

Iñaki VIGOR

El campamento militar de ‘El Carrascal’ ha sido utilizado durante décadas para el adiestramiento de reclutas. Tras ser abandonado por el Ejército español, sus barracones se fueron deteriorando progresivamente, hasta quedar en estado ruinoso. El año pasado el Ayuntamiento de Tiebas-Muru Artederreta compró todo el recinto, y sus vecinos decidirán ahora qué hacer con él.