El Ayuntamiento encuentra en sus almacenes unos restos arqueológicos sin catalogar

El Ayuntamiento de Iruñea entregará al Servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Nafarroa para su conservación 14 cajas con restos arqueológicos encontrados en almacenes municipales en un armario sin identificar ni catalogar. Son restos encontrados en excavaciones en el aparcamiento de la plaza San Francisco en 1992 y pertenecen a las épocas romana, medieval y moderna.

Naiz|2016/09/09
Patrimoniooculto
Algunos de los restos encontrados en el almacén municipal. (AYUNTAMIENTO DE IRUÑEA)

El hallazgo se ha producido durante los trabajos de inventariado del patrimonio material, artístico e histórico que permanece apilado en los almacenes municipales que comenzó a realizar el Consistorio a principios de este año y cuya finalidad es ponerlo en valor, según ha explicado en rueda de prensa el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron.

Los materiales encontrados proceden de las excavaciones arqueológicas realizadas en la plaza de San Francisco con motivo de la construcción del aparcamiento subterráneo. Son objetos de épocas romana, medieval y moderna. El listado, elaborado por técnicos de la Sección de Arqueología del Gobierno de Nafarroa, recoge 163 objetos y fragmentos entre los que hay jarras, ollas, moldes, tazas, cántaros, botellas, cerámicas, escudillas y platos junto a elementos como un candil, una paleta de albañil, una azada o un hacha.

Un conjunto interesante
Según ha explicado el alcalde mostrando las respectivas fotos, los restos arqueológicos fueron encontrados en cajas de cartón que se almacenaban en un armario de madera sin ningún tipo de señalización, envueltos en papeles de periódico y mezclados con objetos de otras épocas también sin catalogar (la ubicación del almacen se ha omitido por razones de suguridad).

Al comprobar el contenido de las cajas, el Ayuntamiento contactó con técnicos de la Sección de Arqueología del Gobierno de Nafarroa que, tras cursar la preceptiva visita (julio), emitieron un informe detallado. En este trabajo, fechado a finales de agosto, se aclara que los restos encontrados proceden de las excavaciones arqueológicas realizadas por la empresa de Arqueología Trama S.L., previa autorización de la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana, del 17 de febrero al 15 de mayo de 1992 por la construcción del aparcamiento subterráneo de la Plaza de San Francisco.

El informe continúa indicando que como resultado de dicha intervención, se localizaron diferentes estructuras y ocupaciones del espacio urbano, que arrancando en la época romana tuvieron su máximo apogeo a partir del siglo XVI. Además, «al mismo tiempo fueron exhumados un interesante conjunto de materiales arqueológicos», parte de los cuales se exhibieron en julio de aquel año en la Ciudadela y que son los que han aparecido en las cajas.

24 años sin la conservación adecuada
El Decreto Foral 218/1986, de 3 de octubre, que regula la concesión de licencias para excavaciones y prospecciones arqueológicas determina que finalizada la intervención, en un plazo máximo de 12 meses, deberán entregarse los materiales arqueológicos aparecidos, acción que llevará a cabo el Consistorio próximamente para que sean custodiados en el almacén de Arqueología de la Dirección General de Cultura 24 años después de aparecer.

Durante ese tiempo, los restos han permanecido guardados en condiciones que no han garantizado ni su integridad ni su conservación ya que el almacén no reunía aspectos de temperatura y humedad adecuados. Por ello, han tolerado deterioros, especialmente los objetos metálicos que han sufrido descomposición y pérdida de masa, como una reja de arado medieval, que se encuentra muy estropeada.