La abstención de Aranzadi deja a Iruñea sin Presupuestos

El pleno del Ayuntamiento de Iruñea ha rechazado el proyecto de Presupuestos de la capital para 2019, al no apoyar Aranzadi el acuerdo alcanzado por EH Bildu, Geroa Bai e I-E. Como consecuencia, se pierden unos 20 millones para inversiones sociales y se pone en riesgo el blindaje frente al macrohostel de Unzu acordado por EH Bildu, Geroa Bai e I-E.

NAIZ|IRUÑEA|10/01/2019 19:02|16 comentarios
Pleno-irunea
Pleno del Ayuntamiento de Iruñea. (@MartxeloDiaz)

El proyecto para el próximo año, rechazado con los votos en contra de UPN y PSN y la abstención de Aranzadi, ascendía a 213.680.000 euros, pero, al ser devuelto al equipo de gobierno, se prorrogarán los presupuestos de 2018, por importe de 187,9 millones.

La concejala de Economía Local, Patricia Perales, de EH Bildu, en su defensa del proyecto, ha declarado que este no es el presupuesto del equipo de gobierno, sino «de esta ciudad» y ha destacado que, un año más, aumenta la capacidad de gasto e inversión, que asciende a 17 millones.

Tras recordar que en 2018 se han amortizado 8 millones de euros de deuda, Perales ha afirmado que estos presupuestos demuestran que «hay otra manera de hacer política» y que es posible «invertir con sensatez y responsabilidad».

Perales ha asegurado que este equipo de gobierno ha tenido que hacer frente a las «políticas nefastas heredadas de la época de UPN», que han dejado «una administración coja, deteriorada y completamente desfasada y bunquerizada».

Las más de cien inversiones previstas en los presupuestos, ha dicho, son «una base sólida para seguir construyendo una Iruña más feminista, más social, más verde y transparente» y «mucho más justa».

El portavoz de UPN, Enrique Maya, ha dado un «no a los presupuestos y un no bien grande», ya que «no responden para nada al modelo que nosotros tenemos de ciudad» ni «a los intereses de los pamploneses».

Maya ha denunciado «graves carencias» en aspectos como las inversiones en colegios públicos y partidas que incentiven la actividad económica y el empleo. Ha criticado asimismo el plan de amabilización: «No solo persisten en el error sino que van a gastar un dineral en consolidarlo».

Javier Leoz, de Geroa Bai, ha expuesto el acuerdo entre su grupo, EH Bildu e I-E por el que su coalición no presentaría la enmienda que permite nuevos alojamientos turísticos hasta un máximo del 25% de la correspondiente manzana, y se recuperaría el criterio de distancia entre establecimientos.

El concejal, quien ha subrayado que estos presupuestos crecen un 4,26% respecto a 2018, ha puesto de relieve que, de 2015 a 2019, se ha amortizado deuda por 40,9 millones de euros.

Maite Esporrín (PSN) ha aseverado que estos presupuestos «son continuistas, no aportan nada nuevo» y están «carentes de contenidos», al tiempo que ha censurado que el equipo de gobierno esté «vendiendo una y mil veces los presupuestos, pero no terminan de llevarlos a cabo».

Esporrín, quien ha criticado que se presente el proyecto «sin intento de negociación previo», ha declarado que en el PSN son «muy críticos con la gestión que se ha hecho de este Ayuntamiento» y ha calificado de «esperpento» la actitud de Aranzadi, que ha hecho «un chantaje» al equipo de gobierno.

Manuel Millera, de Aranzadi, tras achacar «demasiado triunfalismo» a Perales, ha comentado que el consistorio está en la «recta final de la legislatura» y, en su balance, ha resaltado que «buena parte del acuerdo» entre los socios de gobierno «está incumplido».

El edil, quien ha criticado el «autismo respecto a pelotazos urbanísticos» del equipo de gobierno, ha lamentado que en esta legislatura «se ha impuesto la gobernanza neoliberal» de Geroa Bai y «ha faltado valentía para acometer los cambios importantes».

Millera ha denunciado que han negociado «sin obtener apenas ninguna migaja», ni siquiera la relativa a declarar Alde Zaharra zona saturada de alojamientos turísticos y, por ello, «no podemos aprobar estos presupuestos».

Por I-E, Edurne Eguino ha manifestado que le hubiera gustado ver cambios «más profundos, más izquierdosos, más transformadores y más rápidos», pero ha instado a «poner en valor lo que hemos conseguido» hasta ahora.

Eguino ha señalado que el acuerdo presupuestario para 2019 «no es el mejor», a juicio de su formación política, pero «es bueno».

En la segunda ronda de intervenciones, Millera ha ofrecido la colaboración de Aranzadi para sacar adelante en los próximos meses los proyectos previstos en el proyecto mediante «ingeniería económica».

La concejala Perales ha declarado que el rechazo a los presupuestos es «un jarro de agua fría para quienes durante años nos situamos frente al Régimen».

NOTICIAS RELACIONADAS
 

La encuesta realizada para la Estrategia 2030 señala que el 97% de la ciudadanía está satisfecha de vivir en Iruñea, el 92% está satisfecha de la vida que lleva y el 88% confía en sus conciudadanos y conciudadanas. Además, se valoran positivamente aspectos como los espacios verdes, los espacios culturales o los servicios sanitarios.