La juez ordena el ingreso en prisión del conductor que atropelló a dos personas en una acera en Iruñea

Tras tomarle declaración por espacio de una hora en la Audiencia de Nafarroa, la juez que lleva el caso del atropello de dos personas en una acera de Iruñea ha ordenado el ingreso en prisión del conductor, que en el momento del suceso tenía retirado el carnet y dio positivo en anfetaminas.

Naiz|17/02/2020
Atropello
Zona de Arrotxapea donde se produjo el atropello de dos personas en la acera.

Una vez decretado el ingreso en prisión, se espera que en las próximas horas el conductor sea ingresado en la cárcel de Iruñea. La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Iruñea le investiga por un delito de conducción sin licencia o permiso, un delito de conducción bajo la influencia de drogas y dos delitos por lesiones por imprudencia grave.

El auto puede ser recurrido ante la Audiencia de Nafarroa.

En el auto judicial se destaca que, de las diligencias de investigación, se constata que el investigado, conduciendo a velocidad excesiva, habría rebasado por la derecha a la furgoneta que le precedía para incorporarse de nuevo a su carril, pero, al perder el control, se subió a la acera por la que paseaban dos jóvenes, a los que atropelló con violencia.

Después, habría vuelto a la carreta para terminar colisionando con un vehículo.

En el mismo, se señala que el investigado habría conducido bajo la influencia de sustancias estupefacientes, según lo que se ha informado al Juzgado de manera provisional y, además, sin tener derecho a hacerlo por estar privado de su derecho a conducir por sentencia firme.

En este caso, se indica en el auto, hay indicios fundados para considerar que el acusado tendría responsabilidad penal en los hechos.

Al respecto, se indica que, sabiendo que no podía conducir por tener el permiso retirado, circulaba con el vehículo de su madre por la avenida de Gipuzkoa, presuntamente a velocidad excesiva para el tipo de vía y tras la ingesta de sustancias estupefacientes.

En el auto se subraya que las lesiones de las víctimas son «de enorme gravedad». La joven puede evolucionar hacia una situación de muerte cerebral o de gran o moderada discapacidad, y el joven, también con un traumatismo craneoencefálico muy severo, puede evolucionar hacia una muerte cerebral o gran discapacidad.

El investigado, se recuerda en el auto, sostiene que no había consumido drogas y argumenta que tiene informes que acreditan que en orina no presentaría restos de ninguna sustancia.

Para la jueza, en este caso se ha de dar mayor validez a una muestra de saliva que al análisis de orina, sobre todo cuando en el análisis provisional que hizo la Policía Municipal en el lugar del accidente también salió un resultado positivo (ligero) de anfetaminas.

Asimismo, el investigado ha aseverado que perdió totalmente el control del vehículo cuando se le quedó acelerado y sin frenos, una versión que también ofreció en el mismo lugar del accidente.

Estas circunstancias, añade la jueza, son de especial relevancia en este caso, pero no se puede obviar «el hecho de que el investigado no se ha encargado de realizar ningún tipo de mantenimiento en el coche».

Así lo ha reconocido en su declaración judicial y en el propio atestado se recogen fotos de los neumáticos que demuestran que «carecían de cualquier tipo de marca y que circulaba con las ruedas totalmente lisas», apunta el auto.

Por otro lado, en el auto se indica que se trata de un investigado que «ha venido despreciando de forma continuada las normas de tráfico y la seguridad vial».

A la hora de justificar el ingreso en prisión, en su auto, la juez recuerda que el conductor tiene cinco antecedentes penales por alcoholemia y considera que la medida que ha adoptado «resulta objetivamente necesaria para evitar el riesgo de reiteración delictiva», teniendo en cuenta que «no se le puede privar del permiso (pues no tiene) y el vehículo que conducía no es de su propiedad».

Como se recordará, el atropello sucedió el pasado lunes en la avenida de Gipuzkoa. Un vehículo que llegaba a la zona de la calle Ferrocarril procedente de Cuatrovientos invadió la acera en la que se encontraban los dos jóvenes atropellándolos y posteriormente siguió avanzando invadiendo el carril contrario al de su marcha hasta colisionar contra otro vehículo.

El conductor tenía retirado el carnet y dio positivo en anfetaminas. En estos momentos se encuentra en libertad tras declarar ante la Policía Municipal de Iruñea y su caso está siendo llevado por la juez de Instrucción número 1 de la capital navarra.

Las dos personas atropelladas siguen ingresadas en la UCI del Complejo Hospitalario de Nafarroa.

Iñaki VIGOR

Domingo al mediodía. El sol y la agradable temperatura invitan a pasear, pero las calles y plazas de Iruñea están prácticamente desiertas. Han pasado dos semanas desde que comenzó el estado de alarma, para intentar frenar la expansión del coronavirus, y la ciudad ofrece un aspecto que parece irreal.