Pablo García Osés gana la sexta edición del Concurso de Fotografía Nocturna de la red Civivox

Una fotografía del anochecer en las ruinas de Tiermas realizada por Pablo García Osés es este año la ganadora del Concurso de Fotografía Nocturna de la red Civivox. Se trata de una instantánea tomada en septiembre de 2015 que recoge una composición y una atmósfera especial, según ha valorado el jurado del premio.

Naiz|2017/11/14 11:27
Primer_premio_fotografi_a_nocturna_pablo_garcia_oses
Imagen de Pablo García Osés que ha ganado la sexta edición del Concurso de Fotografía Nocturna.

La directora del Área de Cultura y Educación, Maitena Muruzábal, hizo entrega de los galardones de esta sexta edición del concurso que anualmente organiza la red Civivox, e inauguró la exposición de fotografías, que podrá visitarse en civivox Sanduzelai hasta el próximo 25 de noviembre.

Al concurso se presentaron un total de 95 fotografías, realizadas por 38 personas. El jurado ha destacado la calidad técnica y el trabajo realizado y también la diversidad de imágenes y propuestas presentadas. Sí ha apuntado, como en anteriores ediciones, la escasez de imágenes urbanas nocturnas, y ha reconocido la dificultad de la fotografía nocturna y el ingenio personal y habilidad técnica de las personas que han participado.

El segundo premio del certamen ha recaído en Amaiur López de Goicoechea Illanes, con una fotografía del puente de las cadenas, de Budapest. El jurado ha valorado el dominio de la técnica, y ha destacado la sencillez de la imagen, la simplicidad de una imagen que se resalta gracias al fondo oscuro.

El tercer premio ha sido, ex aequo, para Juan Carlos Trojaola Argarate, con una fotografía del atardecer desde Ezkaba hacia Iruñea, y para Miriam Vidarte Pérez y su instantánea del Big Ben de Londres. El jurado ha destacado la creatividad de Trojaola, el caos que presenta la imagen, y la interesante y llamativa composición de luces y de colores de Vidarte, que emulaba los colores de la bandera de Gran Bretaña.

En total, se han repartido 1.000 euros en premios: el primero estaba dotado con 500 euros, el segundo con 300 y el tercero, con 200 euros. El jurado, presidido por la concejala delegada de Cultura y Educación, Maider Beloki, e integrado por los fotógrafos profesionales Villar López, Cristina Núñez, Adolfo Lacunza, José Luis Pujol, y por la coordinadora de civivox en el Ayuntamiento, Idoya Monje, ha querido además mencionar como finalistas tres fotografías de  Francisco Javier Bejarano Marín, Omar Huerta Sepúlveda y Rubén Santos Albillo.

Civivox Sanduzelai expone hasta el próximo sábado 25 de noviembre una muestra de las fotografías presentadas al concurso. La exposición está compuesta por un total de 45 fotografías, entre las que se encuentran las tres finalistas, las cuatro premiadas y una selección de 38 fotografías. La exposición puede visitarse de lunes a viernes de 9 a 21 horas, y los sábados de 9 a 14 y de 17 a 21 horas.

Imágenes de todos los lugares
Entre las imágenes presentadas al concurso, hay diversidad de imágenes urbanas, de esculturas, edificios y emplazamientos urbanos, de paisaje y naturaleza, fenómenos meteorológicos, e incluso imágenes de elementos y de referencias concretas pero buscando la abstracción y el impacto visual. Y también imágenes domésticas obtenidas en el interior y desde el interior de viviendas particulares.

De las imágenes urbanas de espacios y lugares de Iruñea, destacan las murallas de la trasera de Descalzos en invierno, la plaza de la Virgen de la O, la luna emergiendo de entre los fuegos artificiales de San Fermín, la luz de las farolas en el paseo de Ronda o los reflejos en el nuevo parque de la calle Sadar. Hay imágenes también de diferentes emplazamientos de Iruñerria, como un rayo durante una tormenta en Berriosuso o la balsa de Ezkoriz, en el monte Sotoaldapa de Badostain.

Iñaki Vigor

Ricardo Urrizola ya había investigado en diversos archivos para escribir libros anteriores, pero esta ha sido la primera vez que se ha adentrado en archivos militares, y además ha sido el primero en ver toda la documentación referida a los años 1936-1940. Este iruindarra ha mirado y remirado miles y miles de páginas, y afirma que le ha sorprendido todo lo que ha visto en ellas, porque es «brutal».

Iñaki VIGOR

Un viejo televisor nos sorprende con la imagen estática de Arias Navarro y su inolvidable frase: «Españoles, Franco ha muerto». Debajo, una pregunta que surge 42 años después: «¿De verdad?». Este llamativo montaje es parte de la exposición organizada por Orreaga Fundazioa en el Palacio del Condestable de Iruñea bajo el título ‘Navarra a través de documentos clandestinos’.