El Concurso ‘Enfoca Pamplona’ servirá para elegir las fotografías del calendario municipal de 2018

El Ayuntamiento de Iruñea ha convocado la que será la vigésimo primera edición del concurso de fotografía ‘Enfoca Pamplona’, un certamen que busca recoger las miradas personales de la ciudadanía de los diversos rincones de la urbe. Este año, además, las imágenes tendrán doble premio: el concurso servirá para elegir las fotografías que ilustrarán el calendario municipal de 2018.

Naiz|2017/10/13 12:18
Calendariomunicipal
La imagen de los depósitos de Mendillorri de Daniel Andión Espinal fue la portada del calendario municipal de Iruñea en 2017. (AYUNTAMIENTO DE IRUÑEA)

El plazo de presentación de fotografías finalizará a las 21 horas del sábado 4 de noviembre. Se podrán presentar hasta un máximo de tres fotografías por persona, que deberán ser inéditas. La técnica es libre. Las fotografías se presentarán obligatoriamente en papel fotográfico de 30 x 40 cm. El tamaño de la mancha es libre pero será, como máximo de 28 x 38 cm., para coincidir con el material de enmarcación. No se admitirán a concurso las fotografías que se presenten sobre cartulina, passe partout o similares.

Además, en esta edición 2017, también es obligatorio presentar en soporte de cd o usb el archivo jpeg (resolución de al menos 300 ppp) con el que se ha hecho el positivo de las fotografías presentadas (los soportes se devolverán junto a las fotografías una vez concluido el concurso). Para facilitar el trabajo del jurado, quien presenta las fotografías se hace responsable de la autorización y o consentimiento de la persona o personas que aparezcan en las imágenes.

Las fotografías se presentarán en civivox Sanduzelai (plaza Doctor Gortari s/n) personalmente o por correo ordinario. El horario de recepción de fotografías es de lunes a sábado de 9 a 14 y de 17 a 21 horas. Las fotografías se identificarán en el centro, en el momento de su recepción, y no es necesario escribir ni pegar anotaciones para evitar dañar el papel fotográfico.

La información que deberá acompañar a las fotografías es su fecha de realización, lugar exacto y una breve descripción. Además, en un sobre cerrado, se incluirán los datos personales: nombre y apellidos, DNI, domicilio, teléfono, fecha y lugar de nacimiento, y descripción de la fotografía.

El jurado estará formado por profesionales de la fotografía y personal técnico del Ayuntamiento de Iruñea. Se contemplan los siguientes premios: un primer premio de 800 euros, uno segundo de 500 euros y un tercero de 400 euros, así como un premio a la mejor fotografía de los nuevos emplazamientos e infraestructuras y del crecimiento de la ciudad del siglo XX, dotado con 500 euros. Además, las fotografías seleccionadas para ilustrar el calendario municipal de 2018 recibirán sendos premios de 150 euros cada una. Si el jurado lo considera oportuno, podrá conceder hasta un máximo de cinco menciones especiales.

Las fotografías premiadas, sus negativos y o el soporte digital y sus derechos de uso pasarán a ser propiedad del Ayuntamiento de Iruñea.

La entrada de premios se llevará a cabo en el mes de diciembre en civivox y se realizará además una exposición de la selección de fotografías presentadas al concurso (una por persona) en civivox. Las imágenes después serán devueltas a partir del 20 de enero de 2018.

Pello GUERRA

«Las otras gentes creían que no se podía escribir/ahora han comprobado que estaban engañados. Euskara, sal al mundo». Este texto, plasmado por Bernard Etxepare en su libro ‘Linguae Vasconum Primitiae’ (1545), es uno de los escritos que a lo largo de dos mil años han evidenciado los estrechos vínculos entre los navarros y su lengua, el euskara. Una exposición muestra algunos de esos documentos en el Archivo General de Nafarroa.

Iñaki VIGOR

En 1972 cuatro adolescentes de Iruñea pusieron el germen de Satorrak, que con el tiempo se ha convertido en uno de los grupos espeleológicos más activos de Euskal Herria. En estos 45 años han pasado por él tres generaciones de espeleólogos con una pasión común: explorar y conocer el interior de la tierra. Han sido autodidactas, pioneros en muchos aspectos, y aunque son aficionados, realizan un trabajo muy profesional. Han descubierto la famosa cueva de los osos de Amutxate, han sacado a la luz las primeras pinturas rupestres del Paleolítico en Nafarroa, han ayudado a recuperar restos de asesinados que fueron arrojados a las simas y han topografiado cientos de kilómetros de galerías.