Condenado a un año de prisión por abuso sexual a un menor en una villavesa de Iruñea

El Juzgado de lo Penal número 4 de Iruñea ha condenado a un año de prisión a un hombre que el pasado mes de abril realizó tocamientos a un menor de edad en una villavesa.

Naiz|2017/10/11 11:00

Por conformidad de las partes se declara probado que, sobre las 14:30 horas del 7 de abril de 2017, el acusado subió en la Plaza de Merindades de Iruñea a un autobús de la línea 3.

El acusado pidió a un joven de 17 años compartir el sitio, ya que el menor iba sentado solo en un asiento de anchura especial.

Cuando estaban sentados juntos, se indica en la sentencia, el acusado realizó tocamientos al joven y le mostró en el móvil fotografías de menores desnudos, hasta que el chico pudo abandonar la villavesa.

Por estos hechos se condena al acusado, como autor de un delito de abuso sexual, con la atenuante de reparación de daño, a la pena de un año de prisión y a la prohibición de acercarse a menos de 400 metros de la víctima, así como a indemnizarle con 600 euros.

Se acuerda la suspensión de ejecución de la pena privativa de libertad durante un plazo de dos años, con la condición de que no delinca en ese periodo de tiempo y se someta a un programa terapéutico de formación sexual.

Pello GUERRA

«Las otras gentes creían que no se podía escribir/ahora han comprobado que estaban engañados. Euskara, sal al mundo». Este texto, plasmado por Bernard Etxepare en su libro ‘Linguae Vasconum Primitiae’ (1545), es uno de los escritos que a lo largo de dos mil años han evidenciado los estrechos vínculos entre los navarros y su lengua, el euskara. Una exposición muestra algunos de esos documentos en el Archivo General de Nafarroa.

Iñaki VIGOR

En 1972 cuatro adolescentes de Iruñea pusieron el germen de Satorrak, que con el tiempo se ha convertido en uno de los grupos espeleológicos más activos de Euskal Herria. En estos 45 años han pasado por él tres generaciones de espeleólogos con una pasión común: explorar y conocer el interior de la tierra. Han sido autodidactas, pioneros en muchos aspectos, y aunque son aficionados, realizan un trabajo muy profesional. Han descubierto la famosa cueva de los osos de Amutxate, han sacado a la luz las primeras pinturas rupestres del Paleolítico en Nafarroa, han ayudado a recuperar restos de asesinados que fueron arrojados a las simas y han topografiado cientos de kilómetros de galerías.