Osasuna es líder de segunda con Sergio Herrera deteniendo tres penaltis (0-2)

Osasuna duerme líder tras cosechar tres puntos en su visita a Cádiz. El partido ha destacado un nombre por encima de todos. Sergio Herrera. El guardameta rojillo ha detenido tres penaltis para mantener vivo a su equipo. Sin muchas ocasiones, un gol de Xisco en el minuto 75 ha abierto el marcador y De las Cuevas ha sentenciado en el 87.

NAIZ|Cádiz|2017/10/07 22:09
Sergioherrera
Sergio Herrera, héroe de la jornada. (OSASUNA)

El inicio ha sido igualado, con poca precisión por parte de ambos bandos y sin grandes oportunidades. Sin embargo, el partido podía haber cambiado de forma radical cuando no se habían cumplido 20 minutos. El guardameta osasunista Sergio Herrera había venido decido a ser protagonista. El cancerbero ha atajado un balón aéreo en un córner, pero cuando se dirigía a sacar ha agredido a un jugador del Cádiz.

Penalti y gracias. Gracias que solo le ha sacado tarjeta amarilla y no ha sido expulsado. Y el guardameta no ha desaprovechado la opción de agradecerlo con creces.

No ser expulsado le ha permitido corregir su error y el portero ha detenido el penalti lanzado por Aitor García. El primero de la noche. La jugada, así, no ha cambiado el partido y el encuentro ha seguido el mismo guión. Poco control y menos ocasiones.

El inicio de la segunda parte parecía traer aires nuevos, y en el minuto 48 ha llegado la mejor ocasión rojilla. Nada más comenzar el segundo tiempo Fran Merida ha botado con maestría una falta lateral y el remate de Oier se ha marchado rozando el poste gaditano.

Pese a ello, un espejismo. La segunda parte ha seguido el mismo camino que los primeros 45 minutos. Ninguno de los dos ha conseguido imponer su juego y tampoco llevar el balón con peligro a las inmediaciones del área rival, pero en una nueva jugada tonta el árbitro ha vuelto a señalar a los 11 metros tras un derribo de Aridane sobre David Barral. Y Sergio Herrera ha vuelto a detener el penalti… pero el colegiado ha anulado el lanzamiento. Barral ha vuelto ha intentarlo, pero no hay dos sin tres. Herrera ha vuelto a detener el penalti y el marcador no se ha movido.

Diego Martínez ha movido el banquillo y ha dado entrada a Xisco, que se ha convertido en un especialista saliendo desde la caseta. Nada más pisar el césped, en la primera ocasión que ha tenido ha enganchado un balón para adelantar a Osasuna. Minuto 76 y los navarros miraban hacia lo alto de la tabla.

En la siguiente jugada Quique ha podido sentenciar, pero no ha acertado en el mano a mano con el portero local. El Cádiz ha tratado de buscar la igualada y ha llegado a tener una clara ocasión en el minuto 86, pero Alberto Perea no ha acertado a rematar desde el punto de penalti cuando se encontraba totalmente solo. El Cádiz no ha empatado y Osasuna ha decidido que era la hora de sentenciar. Xisco, tras una buena maniobra, ha abierto para De las Cuevas, que ha definido con mucha clase.

Osasuna duerme líder e ilusiona con un proyecto de equipo serio y competitivo.

Pello GUERRA

«Las otras gentes creían que no se podía escribir/ahora han comprobado que estaban engañados. Euskara, sal al mundo». Este texto, plasmado por Bernard Etxepare en su libro ‘Linguae Vasconum Primitiae’ (1545), es uno de los escritos que a lo largo de dos mil años han evidenciado los estrechos vínculos entre los navarros y su lengua, el euskara. Una exposición muestra algunos de esos documentos en el Archivo General de Nafarroa.

Iñaki VIGOR

En 1972 cuatro adolescentes de Iruñea pusieron el germen de Satorrak, que con el tiempo se ha convertido en uno de los grupos espeleológicos más activos de Euskal Herria. En estos 45 años han pasado por él tres generaciones de espeleólogos con una pasión común: explorar y conocer el interior de la tierra. Han sido autodidactas, pioneros en muchos aspectos, y aunque son aficionados, realizan un trabajo muy profesional. Han descubierto la famosa cueva de los osos de Amutxate, han sacado a la luz las primeras pinturas rupestres del Paleolítico en Nafarroa, han ayudado a recuperar restos de asesinados que fueron arrojados a las simas y han topografiado cientos de kilómetros de galerías.