Arranca en Iruñea ‘Nosotras también contamos’, un ciclo de películas realizadas por mujeres

Bajo el título ‘Nosotras también contamos’ arranca en la Filmoteca navarra un ciclo de cine que tiene como propósito reivindicar y visibilizar el trabajo de las mujeres cineastas.

Naiz|2017/10/04 10:57

Se trata de una acción de ‘Mujeres de Cine’, una iniciativa que nació en 2010 con el propósito de dinamizar y dar a conocer películas del Estado realizadas por mujeres, así como reivindicar y visibilizar el trabajo creativo de las directoras de cine, como representación de todo un grupo de mujeres que luchan y se abren hueco en el mundo de la industria cinematográfica y audiovisual.

A pesar de que tan sólo un 8% de la producción cinematográfica está dirigida por mujeres, las realizadoras viven un momento de gran reconocimiento por parte de festivales y crítica, según los impulsores de esta iniciativa, que subrayan que esto confirma la buena salud, la heterogeneidad creativa y la proyección estatal e internacional de las directoras del Estado estos últimos años.

El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades apoyara esta iniciativa itinerante, que en Nafarroa cuenta con la colaboración del Instituto Navarro para la Igualdad.

Las sesiones comienzan hoy con ‘Los sonidos de la soledad’, de la directora Cristina Ortega, quien presentará la película. El ciclo continuará el viernes 13 con ‘La puerta abierta’ y el miércoles 18 con ‘Jericó. El infinito vuelo de los días’.

Pello GUERRA

«Las otras gentes creían que no se podía escribir/ahora han comprobado que estaban engañados. Euskara, sal al mundo». Este texto, plasmado por Bernard Etxepare en su libro ‘Linguae Vasconum Primitiae’ (1545), es uno de los escritos que a lo largo de dos mil años han evidenciado los estrechos vínculos entre los navarros y su lengua, el euskara. Una exposición muestra algunos de esos documentos en el Archivo General de Nafarroa.

Iñaki VIGOR

En 1972 cuatro adolescentes de Iruñea pusieron el germen de Satorrak, que con el tiempo se ha convertido en uno de los grupos espeleológicos más activos de Euskal Herria. En estos 45 años han pasado por él tres generaciones de espeleólogos con una pasión común: explorar y conocer el interior de la tierra. Han sido autodidactas, pioneros en muchos aspectos, y aunque son aficionados, realizan un trabajo muy profesional. Han descubierto la famosa cueva de los osos de Amutxate, han sacado a la luz las primeras pinturas rupestres del Paleolítico en Nafarroa, han ayudado a recuperar restos de asesinados que fueron arrojados a las simas y han topografiado cientos de kilómetros de galerías.