Osasuna logra en Vallecas su primera victoria liguera (0-3)

Un gol de cabeza del central Aridane Hernández y otros dos de Xisco Jiménez en los cinco minutos finales permitieron a Osasuna sumar en Vallecas su primer triunfo liguero de la temporada frente a un Rayo que volvió a destapar sus carencias defensivas.

NAIZ|MADRID|2017/09/10 22:31
Djy3hqrw0aams2f
Un jugador del Rayo intenta escaparse de los osasunistas. (@RVMoficial)

El conjunto madrileño, después del varapalo que sufrió hace solo cuatro días en la Copa del Rey al perder 0-3 con el Tenerife, inició el partido con una marcha superior a su rival, intentó llevar la iniciativa del juego y buscó con ahínco la movilidad de sus dos extremos, Adrián Embarba y Lass Bangoura.

A Osasuna le bastó esperar a que el empuje inicial del Rayo se fuera desinflando para comenzar a hacer un juego elaborado, con Lucas Torró y el argentino Joaquín Arzura moviendo a su equipo de lado a lado y buscando el pase en corto y seguro.

De esa forma es como más peligro creó el equipo navarro, que fue ganando metros sobre el campo rival a base de la profundidad que mostraron sus extremos, Mateo y Roberto Torres, que pusieron en muchos apuros a la zaga local, sobre todo por el costado derecho de Galán, que sufrió mucho para frenarles.

A los 27 minutos, el Rayo destapó sus carencias defensivas con un córner mal defendido y que Aridane aprovechó para, con un remate impecable, abrir de cabeza el marcador tras un centro de Roberto Torres desde la derecha.

Ese gol dejó un poco helado al Rayo, al que le costó reaccionar y se le vio con pocas ideas en ataque. Oscar Trejo no participó mucho en el juego, Santi Comesaña lo intentó con más ganas que acierto y los disparos lejanos de Trashorras y Fran Beltrán no encontraron portería.

En la segunda mitad, Osasuna jugó con la ventaja del marcador y también con la ansiedad de su rival, que quiso ser protagonista teniendo el balón y en más de una ocasión lo perdió dando opciones de contragolpe al conjunto navarro.

A los diez minutos de la reanudación, Míchel movió su banquillo y dio entrada al delantero argentino Alejandro ‘Chori’ Domínguez, que hizo su debut liguero entre la ovación del público. También salió al mismo tiempo el defensa uruguayo Emiliano Velázquez, lo que propició que sobre el césped se juntaran tres centrales y el esquema del Rayo cambiara para adelantar líneas por las bandas.

Precisamente Chori tuvo una buena ocasión para empatar con un disparo de falta que se marchó desviado por el costado izquierdo de la portería de Sergio Herrera.

Cuando el partido estaba un poco loco, sobre todo por los agobios de los locales por el paso del tiempo, Osasuna marcó el segundo tanto, obra de Xisco, que apenas llevaba sobre el césped dos minutos, con un disparo con la pierna derecha desde el centro del área.

El resultado se redondeó con el tercer tanto de Osasuna en el tiempo añadido, también de Xisco, cuyo primer remate lo paró Alberto, pero en el rechace le ganó la partida al portero y a otros dos defensas para recuperar el balón y anotar por bajo.

Diego Martínez: «Inyección anímica tremenda»

Diego Martínez, entrenador de Osasuna, se ha mostrado «muy contento» con la victoria lograda en Vallecas frente al Rayo, que les da «una inyección y una fortaleza anímica tremenda».

«La victoria sabe muy bien. Veníamos trabajando estas tres jornadas y por detalles se nos escapó la victoria antes, pero hoy en Vallecas, en un partido de áreas, hemos mantenido la portería a cero, y hacer tres goles dos veces seguidas en cuatro días es una inyección y una fortaleza anímica tremenda», ha dicho el técnico de Osasuna.

«Lo importante es que el equipo cree en lo que hace y muestra un alma y una cohesión importante. El tercer gol refleja lo que somos. Donde no llega el acierto quiero que llegue la insistencia», ha confesado Martínez, que ha asegurado que su equipo ha hecho «un partido muy completo».

«Creo que hemos hecho estar incómodos al rival, pese a que estamos en construcción. Somos un equipo con muchas cosas a mejorar, pero hoy merecimos la victoria. Salir de aquí con 0-3 tiene mucho mérito por la calidad del rival», ha concluido.

Iñaki Vigor

Ricardo Urrizola ya había investigado en diversos archivos para escribir libros anteriores, pero esta ha sido la primera vez que se ha adentrado en archivos militares, y además ha sido el primero en ver toda la documentación referida a los años 1936-1940. Este iruindarra ha mirado y remirado miles y miles de páginas, y afirma que le ha sorprendido todo lo que ha visto en ellas, porque es «brutal».

Iñaki VIGOR

Un viejo televisor nos sorprende con la imagen estática de Arias Navarro y su inolvidable frase: «Españoles, Franco ha muerto». Debajo, una pregunta que surge 42 años después: «¿De verdad?». Este llamativo montaje es parte de la exposición organizada por Orreaga Fundazioa en el Palacio del Condestable de Iruñea bajo el título ‘Navarra a través de documentos clandestinos’.