ANFAS necesita voluntarios para el programa de vacaciones, con 225 participantes

La Asociación Navarra en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (ANFAS) ha organizado un año más un programa de vacaciones para estas personas, al que se han apuntado 225, y para el que necesita voluntarios que acompañen a los 15 profesionales contratados.

Naiz|2017/08/10 08:58

Así, se necesitan en torno a 115 voluntarios para cubrir los apoyos que estas personas necesitan y, aunque ya cuentan con unos 90, aún faltan unas 25 personas para que el programa se desarrolle con total normalidad, ha informado ANFAS en una nota.

El programa de vacaciones de ANFAS, que lleva organizándose desde hace más de 40 años, tiene el doble objetivo de proporcionar unos días de descanso tanto a las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo como a sus cuidadores habituales.

ANFAS entiende que las vacaciones son un derecho para las personas con discapacidad «pero la realidad es que sin los voluntarios, jóvenes estudiantes que ofrecen su tiempo y dedicación, no sería posible realizarlas porque supondría un coste muy elevado para las familias».

Ellos son «imprescindibles ya que una persona con discapacidad necesita unos apoyos personales muchas veces casi exclusivos, muy difíciles de asumir económicamente».

Este verano se han organizado 15 tandas aunque dos de ellas salieron en el mes de mayo (primera vez del grupo de Envejecimiento Activo) y junio.

Hay grupos de niños, jóvenes, adultos y de grandes necesidades de apoyo. Cada tanda siempre va con el número de apoyos necesarios en cada circunstancia, a veces básicos, otras muy complejos.

Como novedad, este año se añade un nuevo destino, Mundaka, y se repite en Gipuzkoa (Orio, Zarautz, Hondarribia), Tarragona (Comarruga) y Araba (Barria).

Pello GUERRA

«Las otras gentes creían que no se podía escribir/ahora han comprobado que estaban engañados. Euskara, sal al mundo». Este texto, plasmado por Bernard Etxepare en su libro ‘Linguae Vasconum Primitiae’ (1545), es uno de los escritos que a lo largo de dos mil años han evidenciado los estrechos vínculos entre los navarros y su lengua, el euskara. Una exposición muestra algunos de esos documentos en el Archivo General de Nafarroa.

Iñaki VIGOR

En 1972 cuatro adolescentes de Iruñea pusieron el germen de Satorrak, que con el tiempo se ha convertido en uno de los grupos espeleológicos más activos de Euskal Herria. En estos 45 años han pasado por él tres generaciones de espeleólogos con una pasión común: explorar y conocer el interior de la tierra. Han sido autodidactas, pioneros en muchos aspectos, y aunque son aficionados, realizan un trabajo muy profesional. Han descubierto la famosa cueva de los osos de Amutxate, han sacado a la luz las primeras pinturas rupestres del Paleolítico en Nafarroa, han ayudado a recuperar restos de asesinados que fueron arrojados a las simas y han topografiado cientos de kilómetros de galerías.