El Vínculo, una institución contra la especulación del pan

A lo largo de la historia de Iruñea, el Ayuntamiento ha creado entidades que se han encargado de atender o supervisar las más variadas tareas. Por ejemplo, el Vinculo, que actualmente da nombre a una plaza de la ciudad, se creó en el siglo XVI para combatir la especulación del pan. Y la Casa de Misericordia se puso en marcha en origen en 1706 para atender a gente que se encontraba desamparada en la calle.

Naiz|08/09/2017 10:25
17_vinculo
La actual plaza del Vinculo recuerda a la institución de ese nombre creada en 1527 para combatir la especulación del pan.

La actual plaza del Vinculo recuerda a la institución del mismo nombre creada por el Ayuntamiento el 12 de septiembre de 1527 con el objetivo de suplir la carestía de harina y combatir la especulación del pan y que estuvo ubicada en ese lugar. Este organismo controló la elaboración del pan en Iruñea durante casi 300 años de forma ininterrumpida. Durante la Guerra de la Independencia de 1808, el suministro de las tropas francesas agotó las reservas económica del Vínculo, que dejó de existir, quedando en libertad la fabricación de este alimento. Diez años después, el Vínculo reanudó sus funciones durante un tiempo.



La Casa de Misericordia, más de 300 años de atenciones. El Ayuntamiento de Iruñea fundó en 1706 la Casa de Misericordia con el objetivo de «recoger a los mendigos y pordioseros que, vagabundeando de puerta en puerta, no viven cristianamente, la mayor parte de ellos por desconocer la doctrina cristiana y los artículos de nuestra santa fe». Su primera sede estuvo en el paseo de Sarasate y para financiarse se construyó un ‘juego de pelota’, cuya entrada estaba en la antigua calle de San Ignacio. Más adelante se levantó la plaza de toros, que sigue regentando esta institución. En 1932, se trasladó al actual edificio de la vuelta del Castillo, donde centra su labor en atender a personas mayores.

Iñaki Vigor

Ricardo Urrizola ya había investigado en diversos archivos para escribir libros anteriores, pero esta ha sido la primera vez que se ha adentrado en archivos militares, y además ha sido el primero en ver toda la documentación referida a los años 1936-1940. Este iruindarra ha mirado y remirado miles y miles de páginas, y afirma que le ha sorprendido todo lo que ha visto en ellas, porque es «brutal».

Iñaki VIGOR

Un viejo televisor nos sorprende con la imagen estática de Arias Navarro y su inolvidable frase: «Españoles, Franco ha muerto». Debajo, una pregunta que surge 42 años después: «¿De verdad?». Este llamativo montaje es parte de la exposición organizada por Orreaga Fundazioa en el Palacio del Condestable de Iruñea bajo el título ‘Navarra a través de documentos clandestinos’.